De conversiones

Cuando un usuario ve un creativo, es una impresión. Luego cuando un usuario clickea un creativo, es un click.

Durante mucho tiempo, eso fue todo en la industria, ya que se perdía el control sobre el usuario que comenzaba a navegar por el sitio del cliente. Pero utilizando las cookies, fue posible empezar a medir las acciones del usuario en otros sitios, y eso se llamó conversión.

El ejemplo clásico de una conversión es un formulario. El usuario, luego de ver y clickear un creativo, completa y envía el formulario, terminando en una página de agradecimiento, habitualmente llamada thank you page, y es en esta página donde se incluyen los pixeles de conversión.

flujo de conversion

Ahora, este flujo, puede utilizarse para medir muchas cosas, no solo para saber que un formulario fue enviado. Algunos ejemplos que se me ocurren son:

  • Una compra
  • Tiempo de permanencia superado en una página
  • Se completó de ver un video
  • Cantidad de páginas vistas
  • Cualquier acción realizada luego de la impresión / click

¿Cómo se implementa un píxel de conversión?

Antes que nada, debemos entender que esto lo debe hacer la persona que tenga el control del sitio web donde el píxel será pegado. Si bien hay soluciones como Google Tag Manager, donde un intermediario puede tomar control sobre los pixeles disparados en una página ajena, no es el caso mas habitual.

¿Qué es un píxel de conversión?

Es un tag de imagen HTML de 1 píxel de ancho por alto en la mayoría de los casos. Otras veces, es un tag JavaScript, pero que cumple la misma función, la cual es poder hacer que el servidor que va a medir las conversiones reciba un pedido del navegador del usuario, iniciando el proceso de conversión.

Ejemplo de un píxel de conversión de imagen:

<img src="https://px.adnxs.com/conversion?id=1234" width="1" height="1" />

Cuando el usuario ve el creativo en la impresión, y clickea el banner, el servidor instala una cookie en el navegador del usuario para guardar la información que este usuario ha visto y/o ha clickeado el creativo.

Cuando el usuario realiza la acción por la que se muestra el píxel de conversión, el navegador realiza el llamado a este píxel, que está alojado en el mismo servidor que mostró el creativo, redirigió al usuario e insertó las cookies, con lo que si la cookie coincide con la instalada en la impresión y/o click, se contabiliza la conversión.

Este método, conversiones con píxeles de imagen, se usó y sigue usando mucho en las campañas que corren en computadoras de escritorio, pero por diversos motivos, no es efectivo en campañas que corren en dispositivos móviles. Para esto se utilizan conversiones de servidor, que ya veremos en otro post.

2 comentarios en “De conversiones

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s